Tag Archives: pasear

San Isidro Reloaded: Laguna y Bosque a solo un pasaje de distancia

29 May

Esta vez emprendí el rumbo foreveralone (de hecho no es algo muy bueno para mi equilibrio emocional hacer un blog donde todo está relacionado a pasar tiempo con tu chic@ y mi perro con las justas me hace caso, pero en fin…) y decidí visitar San Isidro, así que antes de empezar a  caminar aproveché en dar un salto por un lugarcito italiano más que bueno, se llama il Buon Mangiare, en donde encuentras una serie de pastas y pizzas delichochas, cada plato entre 6le y 15le con un ambiente bastante acogedor, hasta romanticón diría yo,  justo para tu bolsillo y para hacerla linda con tu flaquit@.

Como dicen panza llena corazón contento y aún con el saborcito de la salsa blanca de los fetuccinis me dirigí hacia el Bosque el Olivar, la verdad es que yo nunca había pisado ese parque, pasado si, pero ido lo que es ir y caminar, no realmente. Lo primero que note fue que efectivamente era un bosquecito duuuuuuuh, lleno de árboles de olivo duuuuuuuh, ya pues en serio, usualmente los nombres son nada que ver con lo que ves, pero esta vez sí! Un serenazgo que se paseaba todo maloso vigilando a una que otra parejita furtiva del lugar me comentó que con el Olivar, declarado Monumento Nacional desde 1959 (hoy aprendiste algo más #WIN), se originó el distrito de San Isidro, por lo que es considerado un recuerdo vivo de la historia limeñesca.

Lo que más llamaba mi atención era la laguna artifical tipo pileta que se ubica al medio del parque acompañada de patos y otras avecillas que merodeaban tranquilamente por ahí hasta que algún niño odioso se acercara a joder verlos. Pero entrada ya la nochecita (como te gusta gárgola) el silencio era más acogedor, las lucecitas de la laguna iluminaban tenuemente y las parejas se disponían a buscar una banquita que sea de su agrado (el lugar es bastante grande tranqui, así que bienvenidos todos). Di un par de vueltas al parque y todos parecían contentos (al menos de lejos, no soy tan stalker), creo que el ambiente que se armaba ahí inspiraba tranquilidad y daba paso a los arrumacos de los enamorados, aparte que es bastante seguro, pues a medida que pasaban las horas, eran más los serenazgos que rondaban por ahí, de pasada que vigilaban las manitos que se querían pasar de vivas aprovechando la oscuridad.

En mi camino de salida, ya se volvió medio tóxico ver a todos muy emparejados, me percaté que a los alrededores se ubican la Municipalidad del distrito y la Biblioteca Municipal que cuenta con un auditorio y una galería de arte que tienen sus puertas siempre abiertas para que vayas a checar que actividad se traen este mes, por lo general presentan obras teatrales o conciertos y una que otra exposición temporal de jóvenes artistas o recitales de poesía, y como todo lo promueve la Muni, la entrada se te acomoda, es LIBRE yeeeeeh.

Entonces que esperas cholit@! Anímate YA YA YA, sí se que la laguna no se va a ir pero tu flac@ sí ah, se esta aburriendo de que la lleves al mismo parque de siempre, ya pues, es aquisito no más, chapa un bus y con 1le de pasaje la haces para llegar, de pasada pórtate con una pizzita de il Buon Mangiare y todos felices!

GO, GO, GO.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

-Vamos al Parque -¿Al parque? -¡Sí, al parque!

16 May

Piero y Patty

Caminando, caminando junto a @mochilarota, con un parque me encontré y como no sabía el nombre a Fernando le pregunté, “10 de Octubre” (sí, luego me di cuenta que al frente estaba el colegio con el mismo nombre, a solo 4 cuadras de la Av. Universitaria) me dijo él, experto jardinero desde hace más de 10 años. Oh, qué bonito dije yo,  YA MUCHA H*EV*D*. No, en serio sí, era bonito aquelparque y más para Piero y Patty, quienes solían visitarlo,  habían salido del instituto hace un ratito no más y aprovechaban para verse aunque sea un momento. Ellos al igual que Fernando y  Joselyn y Raúl (aunque estos eran primerisos en aquel parque) aseguraban que era un lugar tranquilo y poco peligroso, había camionetas de serenazgos que por ratos se paseaban para ver como andaba todo, y al parecer era una zona comercial, pues las tiendas ocupaban todo el perímetro exterior del parque.  También encontramos los típicos carritos sangucheros y, paralelamente, bastante gente haciendo ejercicio, todos a los alrededores del parque.

Seguimos bajando por la Av. Universitaria, doblamos en sentido contrario a la Av. La paz y continuamos caminando hasta que nos topamos con el Parque de la Media Luna en San miguel, a unas cuantas ocho cuadras del punto inicial. Personalmente no tenía ni idea de donde estaba, pero @mochilarota no dudo en señalarme las bondades del lugar que al parecer hace algún tiempo frecuentaba.  Lo primero que notamos fue que exactamente al frente del parque se ubica la Casa de la Cultura, en donde actualmente en su galería están promoviendo una exposición artística titulada “Mírame a los ojos” de Flavio Fernandini, de lunes a sábado de 9a.m. a 7p.m. También nos datearon que el martes 23 de mayo se inaugurará un ciclo de poesía en homenaje a José Watanabe, que se llevará a cabo en el Palacio Municipal (a unas 5 cuadras) a las 6p.m. Aprovecha que pasas por el parquecito, te pones romanticón y l@ llevas a disfrutar de algo con mucho arte. Ah! y como olvidarlo, entrando a la cancha de los gustitos para mimarte mi amor, justo en uno de los bordes hay tres carretillas de comida al paso buenazas.

Los postres de Pamela

En una están las hermanas Moreno que nos ofrecen sus ricos anticuchos y brochetas a solo 5le la porción bien servido;  al costado la señora Carmen con sus picarones a 3le la porción y por último, Pamela, que prepara unos postres limeños ya no ya que varían entre 3le y 5le. Al precio justo como para invitarle a él/ella y tú dices que estás a dieta, caballero.

Las hermanas Moreno

Cuando ya nos íbamos en dirección al Boulevard Bertolotto, cruzando la pista del parque no más, nos encontramos con una pareja muy cariñosa que no quisieron decirnos sus nombres (pero sí que ella tenía 22 años y trabajaba y él 19 y estudiaba – claro, cuéntame tu vida pero no me digas tu nombre…) nos comentó que les gusta porque “el parque es bastante tranquilo, hay vigilancia constante y que se presta para la magia” en los momentos fugaces en los que se suelen ver.

Bueno, retomando el camino, cruzamos al Boulevard y ahí si flotaba el amor everywhere, parejitas por aquí, parejitas por allá, creo que el hecho de que se pueda divisar el mar y el sunset, hace todo más romántico. Esta especie de malecón nos condujo hasta el Skate Park de lo que ya era Magdalena, en donde el buen serenazgo Jhonatan nos afirmaba que sí, todo era muy tranquilo por ahí y que no había peligro de quedarse a conversar, siempre que estaba él todo marchaba en orden, nos dijo muy seguro. Al lado también había un parquecito que tenía su encanto, aparte de la gran escultura de Jhon Lennon obvio, se veía como más íntimo, y las bancas estaban dispuestas hacia el mar (oh… suspiro). Aquí Geraldine y Dario se ubicaron muy cómodamente en una de las banquitas y nos comentaban que les gustaba ir seguido a ese lugar porque efectivamente era seguro y… nada más porque al parecer no disponían de mucho tiempo y querían ir straight to business.

Así, si sigues bajando unas cuantas cuadras por aquella avenida del Boulevard, llegarás al Coliseo Chamochumbi, y al costado hay otro parquecito más yeei, este también está al borde del mar y tiene unos farolitos muy curiosos. Los serenazgos rondan en sus bicicletas con sus caras de malosos (fijo que el minuto en el que te quieren robar no hay ni uno) echando ojo a todo aquel que pasa por ahí. Las parejitas no tardaron en llegar, pues ya era media tarde y el ambiente se iba armando. A medida que pasa el tiempo, nos dimos cuenta que en las cuadras adyacentes habían varios huequitos para comer y que las parejas ni bien terminando la sesión de intercambio de fluidos baba, se dirigían a saciar otro tipo de deseos. También descubrimos que exactamente terminando el parque, ya casi llegando a la Av. Sucre, media cuadra a la izquierda, se ubica la casa Yuyachkani, así que podrías pasar por ahí y averiguar que se traerán para esta temporada los Yuyas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y colorín colorado, esta excursión por hoy a terminado, después de que se me pasó el feeling de ver a tantas parejas y recordar que ando foreveralone, les exijo digo que se den una vuelta por esta parte de San Miguel y Magdalena y visiten los parques y demás que les recomendamos. Aprovecha ese par de horas libres que tienes y anima a tu flac@ a caminar por otros lares pero yaaa (de pasada hacen otro tipo de ejercicio) para que no te pierdas ninguna actividad.